Proceso de fabricación de calzado de Tempe.Proceso de fabricación de calzado de Tempe.

Tempe, la empresa del grupo Inditex que diseña, distribuye y comercializa el calzado de todas sus marcas comerciales, elevó el reparto del dividendo con cargo al beneficio de 2018 un 40%, hasta los 56,6 millones de euros, como consta en sus cuentas consolidadas depositadas en el Registro Mercantil, lo que constituye un nuevo récord para la empresa

Tempe cerró dicho ejercicio con una ganancia consolidada de 113 millones de euros, un crecimiento del 40% respecto a 2017, como adelantó CincoDías en marzo. Esta sociedad cuenta con dos accionistas, que participan al 50% en su capital: Inditex y el empresario alicantino Vicente García Torres a través del grupo alicantino Azarbe.

Tempe vuelve a incrementar la retribución a sus accionistas después de que el año pasado repartiese 40 millones con cargo al ejercicio 2017, dos millones menos que en el año anterior. Un descenso provocado por la caída de los beneficios que experimentó en 2017, del 14%, hasta 81 millones. El resultado de 2018 fue récord, y en consonancia lo fue el dividendo aprobado. De los 56,6 millones distribuidos a dicho efecto, 20,6 fueron repartidos a cuenta en diciembre del año pasado.

A nivel individual, es decir, sin sumar el negocio de las sociedades vinculadas, Tempe registró un beneficio de 150 millones, superior al resultado consolidado debido a que cobró hasta 118 millones de euros de esas filiales en 2018, un 54% más que en 2017.

Los ingresos del grupo Tempe registraron un aumento del 5,7%, pasando de 1.246 millones a 1.317 millones. De ellos, 1.148 fueron ventas a Inditex, el 87% de su cifra de negocios, dos puntos porcentuales más que lo que representaron en 2017. También creció la proporción de las ventas que se realizaron en España, que pasaron del 15% de 2017 al 16,5%. Estas pasaron de 187,8 millones a 218, un crecimiento del 16%. En el resto de Europa los ingresos crecieron un 10%, hasta 507 millones, mientras que en el resto del mundo cayeron un 1,3%, hasta los 592 millones.

Fuente: Cinco Días