oi telefónica

Telefónica ha admitido que estudiará la compra del negocio móvil Oi después de que los asesores de la teleco brasileña hayan contactado con la firma española. «Sabemos que el proceso de la potencial venta del negocio móvil de Oi ha empezado porque la compañía, por medio de sus asesores, se ha puesto en contacto con las empresas que podrían estar interesadas en la operación», ha explicado el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vila, en una presentación en Barcelona este miércoles. 

«Vamos a estar pendientes porque siempre hemos estado a favor de aquellas oportunidades que consoliden nuestro mercado», ha subrayado. «La filial móvil de Oi es una firma que ha destacado en el pasado por lo que tiene una cuota de clientes importante y una buena posición en el sector». 

Telefónica y sus dos principales rivales en Brasil, Tim Participacoes y America Movil, se han mostrado interesados desde hace un tiempo en la compra de los activos de Oi, el operador brasileño que salió de la bancarrota en 2018.

El consejero delegado de la firma sudamericana, Rodrigo Abreu, subrayó a finales de octubre que Oi quería centrarse en su negocio de fibra y que se desharía del resto de sus activos. Esta estrategia forma parte del esfuerzo de la compañía por dejar de consumir efectivo mientras finaliza su reestructuración de 19.000 millones de dólares de deuda. Por el momento, ya ha anunciado un programa de desinversión de 2.000 millones de dólares en activos que no forman parte de su negocio principal, entre los que están incluidas sus torres móviles y sus operaciones fuera de Brasil.  

Más información

Teniendo en cuenta las participaciones de sus competidores en el país, la operación podría enfrentarse a ciertas restricciones regulatorias si un único operador quiere hacerse con todos los activos móviles de Oi, ha explicado Vila. Esto supondría que el posible comprador tendría que deshacerse de parte de sus negocios y venderlos a otra compañía. 

Brasil es el segundo mayor mercado de Telefónica y de salir adelante la operación, podría pasar a ser el primero. Sin embargo, el negocio de la división del operador español en el país sudamericano, Vivo, está centrado sobre todo en Sao Paolo. Por lo que la compra de Oi le permitiría expandirse más allá en la región. 

La operación está todavía en las fases iniciales y aún no se han dado cifras, ha afirmado el CEO de Telefónica 

Fuente: Cinco Días