“Queremos popularizar la impresión 3D con color; es algo necesario para impulsar esta tecnología”

El mercado de la impresión 3D no ha cumplido las expectativas esperadas por analistas y fabricantes en los últimos dos años, pero la consultora Context prevé que este año el mercado crezca un 39%. “La impresión 3D es una tecnología que ha llegado para quedarse”, dice Fernando Hernández, máximo responsable para Europa de la taiwanesa XYZprinting, uno de los líderes de esta industria. El ejecutivo admite que la tecnología aún debe depurarse y abaratarse, y que es preciso lanzar al mercado impresoras 3D más pequeñas y amigables para el usuario final. También está convencido de que el color es necesario para su masiva aceptación, por eso lanzarán en noviembre la primera máquina que combina la impresión por inyección de tinta de las impresoras de papel con la tecnología 3D.

¿Cuál es la trayectoria de XYZprinting?

La empresa pertenece a Kinpo Group, un grupo taiwanés similar al de Foxconn, que fabrica dispositivos para terceros. Ellos son los número uno y nosotros los terceros del mundo. Hacemos impresoras y otros dispositivos para HP, Epson, Konica Minolta, Lexmark, Dyson, Acer o Toshiba, entre otras compañías. Tenemos una experiencia de más de 25 años en la fabricación de impresoras, así que a finales de 2013 el grupo decidió fundar XYZprinting para lanzar su propia marca en impresión 3D. Aunque esta es una tecnología que tiene más de 20 años, hace 4 ó 5 años se liberaron muchas patentes y se produjo un boom de empresas dedicadas a este negocio. En Europa, nuestra sede está en Holanda, desde donde gestionamos los diferentes mercados europeos. En 2014 ya fuimos segundos en ventas por unidades y en 2015 alcanzamos la primera posición, con una cuota de mercado mundial del 23%. Y esta cifra subió hasta el 25% en 2016, según los datos auditados de Context.

¿Mantendrán su liderazgo en 2017?

Lo hemos mantenido hasta junio, pero la batalla real del sector se libra en el segundo semestre. Soy optimista y creo que en Europa acabaremos líderes tras crecer un 30% respecto al año anterior. A nivel mundial, habrá que ver cómo evolucionan los mercados de Asia-Pacífico y de EE UU, pero confío en que también allí sigamos a la cabeza del ranking.

¿Cómo lograron esa posición?

En 5-10 años, no mucho más, habrá una impresora 3D en cada casa, igual que hoy hoy hay un frigorífico”

Nos focalizamos en la impresión 3D para consumo, queríamos popularizar este tipo de producto y, mientras el sector se volcaba a hacer máquinas grandes, muy potentes y caras y difíciles de utilizar, nosotros apostamos por modelos económicos y fáciles de usar. Rompimos el mercado con una impresora 3D casi un 50% más barata que las de la competencia. Dictamos nuevas reglas de juego y muchas marcas nos siguieron. También nosotros lanzamos máquinas profesionales para el sector dental, joyerías y para hacer prototipos de diferentes industrias. Hoy abarcamos un gran abanico de producto.

¿Cuál es la facturación de XYZprinting y qué peso tiene el segmento de consumo?

No damos datos específicos de XYZprinting, pero el grupo facturó 36.370 millones de dólares en 2016. En nuestro caso, el área de consumo supone el 70% del negocio, aunque aquí incluimos el sector educativo, donde esta tecnología ofrece grandes posibilidades. Según Context, en 2016 comercializamos 80.000 unidades (30.000 en Europa), pero hay rivales que nos superan en facturación porque solo ofrecen productos profesionales con precios que rondan los 50.000/60.000 euros.

Hace poco más de un mes anunciaron en Alemania una impresora 3D con la que planean volver a romper el mercado.

Ciertamente. Presentamos la primera impresora 3D que fusiona la tecnología de inyección de tinta en papel con la tecnología 3D, y es capaz de imprimir 16 millones de colores combinando las tintas de sus cartuchos de Cian, Magenta, Amarillo y negro. Estamos ante otro producto que cambiará las reglas de juego, pues el mercado demanda poder imprimir en 3D en color, pero ahora solo había en el mercado máquinas de gran formato que lo permiten y que cuestan 12.000 euros (versión básica) y 50.000 euros (la más potente). Además, el coste operativo de estas impresoras es muy alto, pues usan cartuchos de polvo que cuestan 800 euros cada uno. Nuestra impresora saldrá a la venta en noviembre y valdrá 3.599 euros [cada cartucho 65 euros]. Es extremadamente económica.

Ya hay cuatro comunidades (Madrid, Extremadura, Galicia y Canarias) que han licitado impresoras 3D para sus colegios. Esperamos que el resto se anime porque ofrecen enormes posibilidades”

¿Cómo prevé que evolucione el sector?

Hay informes de Canalys o Gartner que muestran que está creciendo en torno a un 15-20% anual y se prevé que siga a ese ritmo los 3-4 próximos años, cuando empezará a estabilizarse. Es uno de los pocos sectores de TI que crece, y por eso también hay cada vez más marcas invirtiendo en el sector, como la española BQ y otras firmas chinas. La impresión 3D está creciendo tanto en consumo –gracias a que cada vez hay máquinas más económicas, potentes y sencillas de manejar– como en el ámbito profesional, pues cada vez hay más empresas que ven beneficios en el uso de esta tecnología. Y donde está creciendo mucho es en Educación; en España hay cuatro comunidades (Madrid, Extremadura, Galicia y Canarias) que ya han hecho licitaciones, a lo que se suman las compras que están haciendo colegios concertados y privados. Esperamos que otras comunidades se apunten porque es una herramienta que puede ayudar en múltiples asignaturas (robótica, ingeniería, geografía o física, entre otras).

Pero hay mucha gente que cree que la impresión 3D es una moda y que pasará.

Sí, pero no lo comparto. La impresión 3D no está en un punto muerto, al contrario. Creo que todo lo que estamos viendo es un tránsito y que el objetivo al que nos encaminamos todos es a conseguir una máquina doméstica que imprima múltiples materiales (textil, plástico, metal, comida), y todo en un único dispositivo, que además imprima a todo color. Estamos convencidos de que el color es necesario para la masiva aceptación del mercado de la impresión 3D. Todo esto puede sonar hoy a ciencia ficción, pero son tecnologías existentes y lo único que hay que hacer es depurarlas y hacerlas más económicas. Lograr máquinas más pequeñas y amigables para el usuario final. En 5-10 años, no creo que mucho más, cada casa tendrá una impresora 3D como hoy tiene un frigorífico. La gente podrá comprar cosas por internet –zapatos, herramientas o comida– e imprimirlo. Por ejemplo, podrá descargarse un plato elaborado por un chef e imprimirlo combinando diferentes componentes. No necesitas tener el cocinero en casa y obtendrás sabores que sin el conocimiento de un cocinero profesional no lograrías. También hay ya impresoras 3D en farmacias para crear fármacos personalizados, con la dosis justa.

Ocho centros de I+D

“Queremos popularizar la impresión 3D con color; es algo necesario para impulsar esta tecnología"

Funcionamiento. La impresora 3D a color que lanzará XYZprinting en noviembre será la primera en fusionar el plástico (la tecnología de impresión 3D más popular) con la tinta (la tecnología en color igualmente más popular). La máquina, según explica el directivo español, crea capas mediante fusión del filamento, igual que otras impresoras 3D, pero lleva un cabezal extra de color. Así, cuando la impresora termina una capa, el cabezal imprime sobre la misma el color, aunque solo lo aplica en la corteza exterior, lo que se ve. Hernández aclara que su empresa ha tardado tres años en afinar esta tecnología. “Ha sido muy complicado, pues el filamento absorbe mal la tinta, pero hemos dado con la solución que elimina este inconveniente. Utilizamos un filamento especial, de base PLA (un termoplástico que no es tóxico). Un material cuya fórmula es propietaria, al igual que la tinta que utiliza la máquina”.

Inversión. El grupo taiwanés Kinpo Group tiene ocho centros de I+D en el mundo, uno en Europa, Polonia. La inversión en I+D es alta, dice el directivo, aunque no da la cifra. Lo que sí cuenta es que España es un mercado relevante para XYZprinting, aunque es quinto por ventas en Europa. Los tres primeros son Reino Unido, Alemania y Francia.

Fuente: Cinco Días

By | 2017-10-13T07:08:28+00:00 13 octubre, 2017|Categories: Actualidad Económica, Cinco Días|Tags: , , , , , , |Comentarios desactivados en “Queremos popularizar la impresión 3D con color; es algo necesario para impulsar esta tecnología”