Las notarías y las oficinas del Registro de la Propiedad y Registro Mercantil siguen abiertas y prestando servicio durante la cuarentena. Tanto desde el Consejo General del Notariado (CGN) como desde el Colegio de Registradores de España salen al paso de algunas informaciones erróneas al respecto que han circulado entre los ciudadanos.

Según han explicado fuentes del CGN, desde que se decretó el estado de alarma notarios y empleados permanecen “al pie del cañón” atendiendo los casos de urgencia de la población. Todos ellos siguen las indicaciones de la Instrucción dictada por la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, en coordinación con el Consejo General del Notariado, el 15 de marzo de 2020 sobre las medidas a adoptar para garantizar la adecuada prestación del servicio público notarial. Los notarios aclaran que para poder atender estas urgencias es imprescindible solicitar cita previa. “Es muy importante que las personas no vayan sin cita las notarías: por la salud de todos”, advierten.

Por otro lado, los Registros de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles permanecen abiertos por tratarse de un servicio público de interés general. Fuentes del Colegio de Registradores aseguran que los registros se han adaptado tecnológicamente para evitar desplazamientos, y mantienen la continuidad del servicio. Según explican, durante la vigencia del estado de alarma, la atención personal se realizará exclusivamente por correo electrónico o telefónicamente. Los registradores también han informado de que se puede presentar documentación telemáticamente, por mensajería o físicamente, aunque puntualizan, «por el bien de todos se recomienda la presentación telemática». Por otro lado, avisan de que en este periodo quedan suspendidos los plazos, en concreto la caducidad de los asientos registrales, como, por ejemplo, una anotación preventiva.

Evitar los trámites presenciales

Los notarios y registradores hacen un llamamiento a evitar los trámites presenciales. Desde el CGN advierten que los notarios solo atenderán casos de urgencia siempre que se haya solicitado mediante cita previa. Para ello, una vez localizado el notario más cercano a su vivienda a través de la web institucional, el interesado debe llamarle o enviarle un correo explicando su caso y la urgencia de la situación. Este le dará cita si considera que se trata de un asunto que no puede esperar.

Las citas se están espaciando, explican, para evitar aglomeraciones en las notarías y mantener en todo momento las medidas de seguridad sanitarias. Por este motivo, añaden, se pide a las personas citadas que vayan solas, salvo que necesiten ayuda.

¿Qué cuestiones son urgentes?

Con el fin de aclarar dudas sobre qué trámites pueden considerarse urgentes, el Colegio Notarial de Madrid ejemplifica con algunas situaciones que deberían esperar a la finalización de la cuarentena. De entrada, explican, son urgentes todas las operaciones bancarias (pólizas de préstamo o crédito, préstamos o créditos hipotecarios, etc.). Otro ejemplo es el caso de unas arras dadas para la compra de un inmueble que venzan en breve. “Al no haberse suspendido los plazos civiles, este supuesto puede calificarse de urgente para otorgar la escritura”, señalan.

En todo caso, recomiendan, es necesario llamar o escribir al notario y consultarle directamente. Por último, recuerdan, durante el estado de alarma los notarios no están autorizados a desplazase fuera de sus notarías. Este desplazamiento solo será autorizado en casos muy excepcionales y por la junta de gobierno del colegio notarial del que dependan.

Fuente: Cinco Dias.