Los Colegios de Abogados de Cantabria y Oviedo firman un protocolo de hermanamiento

El Colegio de Abogados de Oviedo y el de Cantabria firmaron el pasado 9 de marzo un acuerdo de hermanamiento con el fin de estrechar los vínculos entre ambas corporaciones, y que va a permitir que los colegiados de uno y otro disfruten del mismo trato, ventajas y condiciones en los dos colegios, con independencia de a cuál de ellos pertenezcan.

El acuerdo de hermanamiento fue rubricado por los decanos de los colegios de abogados de Oviedo, Ignacio Cuesta Areces, y de Cantabria, Andrés de Diego Martínez, durante un acto celebrado en la sede colegial de la capital del Principado, al que asistieron los integrantes de las juntas de gobierno de ambas instituciones.

Los dos colegios de abogados cuentan con un censo conjunto de 6.465 profesionales, de los cuales, 4.255 son colegiados de Oviedo y 2.210 de Cantabria. Los abogados ejercientes de ambos colegios son 3.538, de ellos 2.299 en Oviedo y 1.239 en Cantabria.

En virtud del protocolo de hermanamiento suscrito los dos colegios fomentarán el intercambio técnico-científico y cultural del que participarán todos los colegiados. En este sentido, los colegiados de una y otra corporación profesional tendrán iguales condiciones de acceso a las actividades formativas en cualquiera de ellas y disfrutarán de iguales condiciones de acceso a sus instalaciones. Asimismo, se organizarán encuentros y actividades conjuntas que redunden en beneficio del colectivo profesional al que representan los dos colegios.

En el protocolo se contempla la constitución de un Consejo Permanente de Hermanamiento, compuesto por los decanos de ambos colegios y de otros dos miembros designados por ellos, uno de cada institución.

Este hermanamiento se suma al que desde hace tiempo el ICA Oviedo mantiene con el Colegio de Abogados de Jerez.

Fuente: El Derecho

By |2018-03-13T15:06:22+00:0013 marzo, 2018|Categories: El Derecho|Tags: , , , , |Comentarios desactivados en Los Colegios de Abogados de Cantabria y Oviedo firman un protocolo de hermanamiento