Dove, la línea de productos de cuidado personal perteneciente a la multinacional Unilever, ha presentado este lunes sus nuevas iniciativas para acelerar el progreso de la industria de la belleza en la lucha contra los residuos plásticos. Estas medidas entre las que se encuentra el lanzamiento de botellas con plástico 100% reciclado evitarán, según la marca, el uso de más de 20.500 toneladas de plástico virgen al año en todo el mundo. 

La compañía sostiene que la marca ha optado por iniciativas a largo plazo en lugar de ediciones limitadas para «asegurar un impacto mayor y sostenible». Esto incluye el compromiso de que Dove lanzará a finales de este año nuevas botellas de plástico 100% reciclado en América del Norte y Europa para todas las gamas. Asimismo, aseguran que continuarán buscando soluciones para aquellos productos donde el plástico reciclado no es viable, como las tapas y los dispensadores.

Además, de cara a 2020 la marca ha anunciado que los paquetes individuales de las pastillas de belleza Dove estarán libres de plástico en todo el mundo y que están explorando alternativas para remplazar el exterior de los packs por un envase sin plástico. En ese sentido, también han desarrollado la tecnología necesaria para crear un formato de acero inoxidable y recargable para sus desodorantes mini.

Las nuevas iniciativas forman parte del compromiso anunciado recientemente por Unilever de eliminar la mitad del uso del plástico virgen y reducir el uso de envases en más de 100.000 toneladas, así como ayudar a recoger y reciclar más envases plásticos de los que vende. Richard Slater, director de I+D de la multinacional, comenta que su objetivo es «impulsar a la industria mundial a recoger más plástico desechado» y hacerlo reciclado disponible para el uso. «Como una de las marcas de belleza más grandes del mundo, tenemos la responsabilidad de acelerar aún más nuestro progreso», afirma.

El líder de la iniciativa Nueva economía del plástico en la fundación Ellen MacArthur, Sander Defruyt, por su parte considera que «un mejor reciclaje por sí solo no resolverá los problemas con plásticos a los que nos enfrentamos hoy en día, debemos ir a la raíz del problema». Por tanto, cree imprescindible «eliminar los plásticos que no necesitamos, innovar en los que sean imprescindibles, y hacer que circulen todos los que utilizamos, reutilizándolos, o reciclándolos en nuevos productos y envases».

Unilever fue clasificada en el primer puesto de su sector en el Índice Dow Jones de Sostenibilidad 2017. Actualmente, sus compromisos se centran en convertirse al carbono positivo en sus operaciones a partir de 2030, y a disponer de envases 100% reciclables y reutilizables a partir de 2025.

Fuente: Cinco Días