La empresa de juego Codere ha cifrado en 16,5 millones el impacto sobre su ebitda ajustado por las irregularidades contables detectadas en tres de sus filiales, las de México, Colombia y Panamá, y que anunció el 7 de octubre pasado. Según ha comunicado este miércoles en un hecho relevante, esta cifra se encuentra dentro de la horquilla «de 13 a 18 millones de euros» que estimaba.

Es el negocio en México el que mayor corrección sufre sobre sus cuentas, ya que el agujero en el ebitda alcanza los 14,8 millones. Además hay que añadir 9,2 millones de reducción en la cifra de negocios de esta filial, y 1,2 en la de la colombiana. Codere ha desvelado que encargó la investigación forense al despacho mexicano Kroy Abogados y al español Alvarez & Marsal. Además,  la propia compañía ha realizado sus propios análisis en los que, dice, no ha detectado otras geografías o ejercicios adicionales «afectados por inconsistencias contables. Estos análisis han sido consultados con los auditores externos en el marco de sus procedimientos de auditoría», explica la empresa. Su auditor es EY.

En la comunicación de hoy, la empresa también explica que «la investigación realizada no ha detectado indicios de usos o salidas inapropiados de fondos», y que el consejo de administración, en base a las conclusiones recibidas, «está abordando las decisiones correctivas pertinentes en materia disciplinaria y organizacional».

Un contratiempo que provocó que Standard & Poor’s (S&P) rebajara la nota crediticia a Codere,  de B a B- con perspectiva negativa, ya que podría «retrasar sus perspectivas de refinanciación» de hasta 775 millones en bonos que vencen en noviembre de 2021.

Antes, la agencia de calificación Moody’s también rebajó el rating un escalón, de B2 a B3, y también la de su emisión de bonos con vencimiento en octubre de 2021, también de B2 a B3, con perspectiva estable.

Fuente: Cinco Días