El consejo de administración de Adolfo Domínguez ha nombrado hoy a Adriana Domínguez González, hasta ahora directora general de la cadena textil fundada por su padre, como consejera delegada. Un nombramiento que se produce 10 meses después de haber accedido a su anterior cargo.

En ese periodo, la compañía ha avanzado en su proceso de saneamiento y reestructuración. En el último ejercicio, sus ventas alcanzaron 113,7 millones de euros, un 3,1% más que en el ejercicio anterior pese a contar con 39 puntos de venta menos. El resultado operativo fue negativo en 2,1 millones de euros, lo que supuso una mejora del 75% respecto al ebitda del anterior ejercicio. En abril, anunció la eliminación de las firmas U y AD+, que pasan a ser absorbidas por la enseña principal de la compañía, con lo que sus 115 tiendas se suman a la red de Adolfo Domínguez. Un proceso de cinco meses que reducirá a 416 tiendas, 56 menos. Una transformación que afectará a 110 trabajadores. La firma ya ha anunciado un ERE para negociar traslados de personal, despidos o «modificaciones delas condiciones de trabajo».

Adriana Domínguez González lleva 18 años en la empresa familiar. Se ha formado en Reino Unido, Suiza, España y Alemania, domina cinco idioma y también pertenece al club profesional de actores de The Actors Studio de Nueva York. Fue presidenta de la Fundación AD.

Fuente: Cinco Días